Ensalada de salmón, pepinillos y alcaparras

La receta del lunes que os traigo hoy es una ensalada muy colorida que podéis saborear con una cerveza o como plato en el almuerzo.

ensalada de salmón, pepinillos y alcaparras 8b

ensalada de salmón, pepinillos y alcaparras 9

Se trata de una ensalada de salmón, pepinillos y alcaparras con salsa de mostaza. Si no os gustan muy sabrosas las ensaladas, podéis hacerla sin la salsa. Sigue leyendo

Anuncios

Garbanzos con langostinos by Pisadas

Hoy me visita mi querido Ray del que, si sois seguidores de este humilde blog 😛 habréis leído más de una vez.

Nos deleita con unos garbanzos con langostinos cuya receta él mismo nos explica. Espero que os guste 🙂

Primero me presento a todos que es de muy mala educación entrar de golpe en cualquier sitio, así que despacito y sin prisas como este plato. Soy Ray Prados y tengo un blog muy, pero que muy distinto a éste. El mío se llama Pisadas y es de zapatillas de deporte, supongo que si seguís MLyP y a su autora por las redes sociales habréis visto algún link de mi blog y espero que os gustase. Bueno al lío que es lo que me trae a este blog.

Los garbanzos con langostinos son típicos de Sanlucar de Barrameda (Cádiz) y unos de mis platos con más éxitos. Para empezar, hago un buen sofrito de cebolla y pimiento verde, pero que se agarre un poco que eso siempre deja sabor, por supuesto sin quemarse.

1

2

3

6

Cuando esté la verdura pochada le añado una copa de manzanilla, se le puede echar cualquier vino blanco de tu zona, pero a mí me gusta echarle el de la tierra de nacimiento de este plato.

7

Cuando se evapore el alcohol añadimos tomate. En mi caso ha sido triturado de lata que son bastante buenos, pero si prefieres rayarlo, adelante.

8

Realmente hasta ahora lo que hemos hecho es un tomate frito de los ricos, así que cuando agarre un poquito el tomate le vamos añadiendo un poco de fumet que hemos ido haciendo a la misma vez que el sofrito con las peladuras de los langostinos y hemos dejado a fuego lento.

5

Después de añadir un par de cazos al sofrito, reservamos el resto del fumet para añadir al sofrito una vez pasado por el chino o con la batidora y dejar en una crema. En este punto pruébalo y añade lo que necesite, sal, pimienta o incluso un poco de pimentón si te gusta.

9

Una vez el sofrito pasado y el fumet añadido incorporamos los garbanzos cocidos y aquí entra otra discusión, aunque cada vez menos, los garbanzos que yo utilizo son de bote ya que hoy en día hay una gran y buena variedad de garbanzos cocidos. Así que los escurro y los añado a la olla para dejarlos cocer un buen rato.

10

11

Ya están hechos los garbanzos y sólo nos queda añadir los langostinos que tenemos pelados. Yo los añado una vez que corto el fuego de la olla y se hacen con el calor justo antes de servir. El sabor del langostino ya está con el fumé, así que incorporo el langostino al final para que no quede muy seco.

12

Ahora sólo queda comer y si es en compañía mucho mejor.

12B

13

Saludos.

Qué os ha parecido el plato que nos ha preparado Ray? Se puede tener más arte? 😉

Si quieres seguirlo,  puedes hacer en el blog, en Twitter y en Facebook.

Muchas gracias guapo!!!! MUAC

Receta amiga: Lomos de merluza con tomate

Desde hace algún tiempo, mi amiga María y yo venimos dándole vueltas a eso de colaborar en el mundo blogger.

Ella escribe relatos e historias, largas y cortas, con y sin foto, a veces hasta sin palabras, y los publica en My Stories Project. Pero como dedica la mayor parte del tiempo a ser mamá (a cuyas vivencias dedica los viernes), pues encaja perfectamente en Mislaboresypunto 🙂

Así que el post de hoy lo ha escrito ella. Se trata de una rica receta de pescado de la que nos deja los pasos a seguir con sus lindas fotos y todo!! 🙂

A continuación os la reproduzco. Espero que os guste tanto como a mí (ya leeréis el arte que tiene, jeje).

GRACIAS María!

  • Gran receta de lomos de merluza con tomate

No sabía cómo podía meterme en la casa virtual de @Vanvaltri, Mis Labores y Punto, así que pensando y pensando, decidí hacerlo con ¡una receta! A pesar de mi capacidad nula como cocinera. Para mí ha sido un placer que ella aceptara y me dejara desbaratar un poquillo su rincón virtual.

Lo que os traigo es una fácil (cómo no podía ser de otro modo) receta de pescado con tomate. Ideal para engañar el paladar de los niños a los que les cuesta comer pescado y, para qué negarlo, para los adultos que tampoco somos muy fanes de él.

Tiempo de preparación: una escasa media hora. 40 minutos a lo sumo si eres muy cuidadoso/a.

Ingredientes:

  • 4/5 lomos de merluza. Yo los compro congelados, la típica caja de Pescanova (que estaba en oferta en Carrefour) o cualquier otra marca que viene con eso, 4 o 5 lomitos.
  • Orégano.
  • Pimienta negra.
  • Bote de tomate.
  • Cebolla.
  • 4/5 dientes de ajo.
  • Sal.
  • Aceite.

Lomos de merluza 3

Primer paso: Lo primero que hay que hacer, después de pasar los lomitos bajo el agua y lavarlos someramente, es cortarlos en tres trozos cada uno, quedando como en la siguiente imagen. Para ello no hacen falta más que unas tijeras, con el cuchillo cuesta más trabajo.

Lomos de merluza 1

Segundo paso: freír la cebolla y los dientes de ajo, que previamente habremos picado en trozos pequeños hasta que se pongan tontos. Esto es una expresión muy de madre, así al menos es como me lo indicó la mía. ¿Cómo sabréis cuando se han puesto tontos? Ese es el maravilloso mundo de la subjetividad en la cocina, lo sabrás tú y solo tú, confía en tu instinto y, si no aciertas, seguramente tú no te lo echarás en cara y que no se atrevan a hacerlo ninguno de la familia.

Lomos de merluza 2

Tercer paso: Retiramos la cebolla y el ajo pochos y reservamos (el vocabulario es de receta profesional, ¿eh?). En la misma olla (o sartén grande, como queráis) doramos los lomitos troceados, primero por una parte y luego por la otra. Mi madre me ha dicho que primero es la parte con piel, pero creo que podéis hacerlo al gusto. En este momento es cuando le echáis la sal, la pimienta negra y el orégano. ¿Cuánto? Señores, eso es a ojo de cada uno. Sed comedidos o excesivos, pero sabed que el defecto de algo se puede arreglar, pero el exceso…

Lomos de merluza 5

Cuarto paso: Una vez que se ponen dorados, confiad de nuevo en vuestro instinto, llega el momento del tomate. Lo echáis todo, ¡qué gusto vaciar el bote! No os dé miedo de que podáis pasaros, tened en cuenta que probablemente el resultado pueda ser carne de congelador y es bueno tener un tupper bien llenito de salsa que dé una alegría cuando un mes después saquéis vuestra creación para llevárosla al trabajo o para cubrir un día complicado en el que cocinar es un imposible.

Lomos de merluza 7

Quinto paso: Emplatemos. ¿Quién ha dicho que no podemos emplatar con gracia y jugar a ser Arguiñano? Coge tu cuchara de madera y compórtate como un gran chef colocando los trocitos de lomo con arte, flotando en su sopa tomatada.

Lomos de merluza 4

Lomos de merluza 6

Y por último, tras solo media hora de duro trabajo, ¡buen provecho!

PD: Consejo de madre: estad muy atentos porque el lomo de merluza se hace muy rápido y se te puede quemar. Dicho de otra forma, y en palabras de mi madre: “Niña, que no te estés mirando el ‘guasa’, el ‘intenné’ y todas esas tonterías que te quedas sin comida”.