Lanas Esther

A principios de septiembre reabrió en Sevilla Lanas Esther.

Hacía 40 años que estaba funcionando, pero los últimos tiempos le deparaban un cierre casi inminente. Sin embargo, Pasión Florido decidió tirar para adelante y ponerse al frente de esta tienda de lanas que, aunque renovada, no deja de tener ese encanto de tienda de barrio.

Pero la historia (y más detalles) la podéis leer aquí, muy bien contada por mi querida Ángela Serrato 🙂

lanas esther 002

Lo que os quiero contar es que estuve allí la semana pasada y tanto la tienda como su dueña, me cautivaron. Tiene decenas de lanas diferentes, algunas que me han enamorado, como las Alpaca y las Merino de DROPS. Pero no sólo es una mercería especializada en venta de lanas, también ofrece cursos de punto y ganchillo, impartidos por Silvia de Tejelandia, e incluso, para niños, jeje, y talleres de calcetines y ganchillo tunecino. Podéis consultar su página de Facebook, así la conocéis un poquito más 😉

lanas esther 005

Os enseño la lana que compré yo para hacerle una bufanda a mi hermana pequeña que vuelve a irse a la vecina Francia a trabajar y el pasador para mi hija 🙂

lanas esther 006

lanas esther 007

Dos ovillos de merino de la marca Mondial, que no había probado aún. Tienen muy buena pinta. A ver cómo me sale la bufanda y os la enseño 😉

lanas esther 0010Así que ya sabéis, si estáis por Sevilla o alrededores, no dejéis de visitar Lanas Esther, sólo por la atención y la variedad de madejas merece la pena!! 🙂

Cordones

Hay una forma de tejer cordones que me ha resultado curiosa y muy fácil. Me recuerda a las pulseras que hacíamos cuando era pequeña 🙂

Se trata de cordones tejidos con los dedos a base de nudos corredizos. En el tutorial de Tejiendo Perú lo explican muy bien.

cordones 004

cordones 002

cordones 001

cordones 005

cordones 009

cordones 008

A ver si me vienen bien para lo que los quiero, que ya os contaré (misterio).

😉

Vestir una tetera

Esta semana es la romería en honor a San Isidro de mi pueblo y, como todos sabemos, en ferias y romerías se lleva eso de beber lo que conocemos como rebujito. Normalmente se usa una jarra o una botella para servirlo, pero en ocasiones, le damos ese uso a otros objetos. Por ejemplo, una tetera.

Pues bien, mi amada madre 😀 ha vestido una de flamenca. Sí, como lo estáis leyendo, con sus volantes y todo.

Ésta es la tetera:

tetera flamenca 001

tetera flamenca 002

Y éste su nuevo traje, jeje.

tetera flamenca 004

tetera flamenca 005

Tiene to el arte, verdad? La tetera y mi madre!!! 😉